martes, 23 de diciembre de 2008

El otro día, acá.

Noelia: -Había una vez un país en el que toda la gente sabía hacer muchas cosas y vivía de ello. Cosían, planchaban, inventaban aviones, arreglaban las instalaciones de sus casas, le cambiaban los pañales a los bebés, escribían historias para sus nietos, cuidaban las plantas, construían lugares enormes, medianos y chicos, investigaban varios ámbitos de la naturaleza, pintaban murales para las cúpulas, sabían de las enfermedades que los aquejaban, escribían sobre el tiempo, lo aceptaban e intentaban crear para él, para ellos y para los demás. Era un país que hoy en día parecería imposible, pero que se desarrollaba única y básicamente sobre los rieles de la raza humana. Porque el ser humano posee esa capacidad para transgredir, y esta sociedad lo había logrado. Había transgredido porque no todo había sido planeado para idiotizarlos. Porque los programas de televisión daban a conocer sus dotes y habilidades para su todo. Porque veían en las cosas muchísimas otras. Porque jamás aprendieron en contentarse con poco, con la conformidad de aceptar lo dado como tal, con principio y fin. Era una sociedad novedosa día tras día, como los crepúsculos. La gente de aquel lugar no era como tu mamá o la mía. No, no nada que ver, porque era gente que había nacido con otras bases, gente que se valía de orgullo por si misma por ser, por ser humano. Dicen que algunas personas de este país, que no se sabe bien donde se situaba, pasaron de planos para fomentar su trasgresión. Algunas de estas personas pasaron para nuestro planeta, pero aquí había sido todo fríamente planeado para que este tipo de personas aparecieran cada mucho tiempo. Y además, una vez en este nuevo sitio, se los trataba con cierta marginación, como extranjero en su nueva tierra. Dicen que cada tanto venían algunas personas de este país ,que no se sabe donde se situaba, acá la Tierra. Pero se las reconoció después de muchos, muchos años, una vez muertos. Una pena...
Rodrigo: -La re flashaste.
Noelia: -Si, si...

2 comentarios:

Diego Paladino dijo...

+ +
+-

INA dijo...

Hay tantos que no entendieron nada, yo, yo me quedo con tu mirada.
Feliz 2009 nena, brindo por un país de mentes fuertes y corazones sensatos. Así tan parecidos a vos.
Te quiero mucho más que las palabras mismas que describen el sentimiento.