viernes, 18 de abril de 2008

This is your song...


Y terminaron aquel diálogo confesándose que en realidad siempre habían estado enamorados de las palabras que alguna vez quisieron dedicar,
de los momentos que simulaban titular y las ficticias caricias. Ficticias porque se proyectaban en sus mentes cual película ridículamente amorosa, pero que en su triste realidad no eran mas que roces entre la multitud. Una vez más simularon quererse y se abrazaron férreamente como falso símbolo de despedida. Dicha acción era vista por los protagonistas desde la perspectiva del camarógrafo. Se veían como siluetas que se convertían y fusionaban en una sola, y luego veían la imagen disfumarse entre los árboles que de fondo le daban un toque aún más ficticio a la escena. Escena poco vista por supuesto. Luego de ésto, él derramo una o dos lágrimas de tierra y le susurró al oído un fragmento de alguna canción por demás conocida para ambos. Y se secaron de palabras... Y se marcharon por distintos ritmos, pero volverán a cruzarse en algún que otro artista, porque en alguna tarde de otoño o de verano, o tal vez de primavera o de invierno, volverán a poner el cd y colocarán el track 7 y luego pondrán otro cd y pondrán el track numero 12, y el sonido de un falso teléfono hará cosquillas en sus oídos. Enamorados conformistas de palabras que los crearon.

2 comentarios:

Encuentro dijo...

excelente blog! ya lo agregue a mis favoritos para visitarlo periodicamente!, lamentablemente por problemas de tiempo el mio no puedo actualizarlo demasiado, pues estoy con muchas actividades y viajes, pero a penas pare de viajar, lo actualizaré, me gustó mucho el estilo de tu blog y lo que escribes mucho también! saludos

Diego Paladino dijo...

Muy lindo Fiorela, aguante tu magia.